Publicación académica ISSN: 2362-6186
 

Jorge H. Alterini
1941-2018

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

 

 

Alterini2_300_pRDN

Dr. Jorge Horacio Alterini

(1941 – 2018)

 

Despedir a alguien querido no es tarea fácil, porque implica necesariamente aceptar su pérdida, reconocer la ausencia de quien supo ocupar un lugar importante en la vida de las personas y, en este caso, también de las instituciones. Los años de labor compartida, los proyectos y logros conseguidos, y su extensa y rica trayectoria en el Colegio como referente de consulta indiscutido por su profundo conocimiento de los temas jurídico-notariales adquieren, con su fallecimiento, un peso que el día a día difuminaba en el trato cortés y amable, en la sencillez del saludo y de sus modos. Recordarlo en su labor y en sus palabras nos alienta a mantener viva su presencia en quienes lo conocieron personalmente o a través de su enorme y vasta producción.

Trazar en pocas palabras la importante e inabarcable trayectoria intelectual y profesional de Jorge Alterini, su compromiso con el derecho como arma fundamental para luchar por una sociedad más justa, nos obliga necesariamente a reducir una historia compleja a la mención de algunos datos relevantes.

Dentro de sus antecedentes y logros más destacables podemos señalar que fue doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata, doctor honoris causa de la Universidad Notarial Argentina y miembro de número de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires.

Su trayectoria docente fue central en su vida académica y la manifestación más clara de la importancia que le atribuía a la educación como un proceso fundamental y performativo de un futuro de justicia para el país. De este compromiso con la transmisión del conocimiento y la formación de discípulos hay referentes concretos que han continuado con su ejemplo. De sus innumerables antecedentes podemos destacar su labor como catedrático emérito de las Universidades de Buenos Aires, Nacional de La Plata y Católica Argentina, y como director del Departamento de Derecho Civil y de la Diplomatura de Derecho Privado de la Universidad Austral, del Departamento de Derecho Privado de la Universidad de Buenos Aires y del Centro de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Católica Argentina.

En el plano académico y profesional, se desempeñó por casi dos décadas como asesor legal y director de Asuntos Legales del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires. Fue director de la revista jurídica argentina La Ley. Desarrolló una extensa carrera judicial de más de treinta y siete años, que inició como secretario y culminó como juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil por más de dos décadas, cargo que ejerció hasta su retiro judicial. Participó en actividades académicas nacionales e internacionales, en las que supo destacarse por la calidad de sus aportes. Ha recibido reiteradas menciones y reconocimientos de universidades extranjeras por el peso de sus contribuciones al derecho.

Publicó diversos libros y tratados que sentaron doctrina sobre temas centrales del ámbito civil. Tuvo un rol destacado como coautor de los Proyectos de Unificación Legislativa Civil y Comercial de 1987 y de 1993, originados en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, y del Proyecto de Código Civil de 1998.

La solidez de su formación sumada a su inteligencia hizo que Jorge Alterini fuera por más de quince años opinión obligada y palabra fundamental para la vida institucional del Colegio.

Esta síntesis sólo aspira a dar cuenta de una vida dedicada al derecho como una práctica concreta, con muchas aristas, y una profunda vocación por la excelencia. Esta trayectoria profesional extraordinaria, además, fue respaldada por la persona: un excelente padre, colega y compañero de trabajo. La figura y la personalidad de Jorge Alterini, cargadas de humanidad y sencillez, de humor y bondad, de valores y de una ética destacables permanecerán en el recuerdo de quienes tuvieron la oportunidad y el honor de conocerlo, ya sea como ser humano o como excepcional jurista que ha honrado la justicia de nuestro país.

El Colegio de Escribanos desea recordarlo con una de sus frases, que tan bien representan su mirada sobre la vida: “Si el pasado fue venturoso, que nos inspire. Si no lo fue, sepamos olvidarlo. Pero siempre abracemos el futuro apasionadamente”.

 

Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires

 

 

 

 

Tags: , ,

 

Comparte este artículo